¿Mis sesiones son confidenciales?

La confidencialidad está asegurada por el Código Deontológico del Psicólogo tal y como se establece en los siguientes artículos:

Artículo 39º

En el ejercicio de su profesión, el/la Psicólogo/a mostrará un respeto escrupuloso del derecho de su cliente a la propia intimidad. Únicamente recabará la información estrictamente necesaria para el desempeño de las tareas para las que ha sido requerido, y siempre con la autorización del cliente.

Artículo 40º

Toda la información que el/la Psicólogo/a recoge en el ejercicio de su profesión, sea en manifestaciones verbales expresas de sus clientes, sea en datos psicotécnicos o en otras observaciones profesionales practicadas, está sujeta a un deber y a un derecho de secreto profesional, del que, sólo podría ser eximido por el consentimiento expreso del cliente. El/la Psicólogo/a velará porque sus eventuales colaboradores se atengan a este secreto profesional.

Artículo 41º

Cuando la evaluación o intervención psicológica se produce a petición del propio sujeto de quien el/la Psicólogo/a obtiene información, ésta sólo puede comunicarse a terceras personas, con expresa autorización previa del interesado y dentro de los límites de esta autorización.

Artículo 42º

Cuando dicha evaluación o intervención ha sido solicitada por otra persona -jueces, profesionales de la enseñanza, padres, empleadores, o cualquier otro solicitante diferente del sujeto evaluado-, éste último o sus padres o tutores tendrán derecho a ser informados del hecho de la evaluación o intervención y del destinatario del Informe Psicológico consiguiente. El sujeto de un Informe Psicológico tiene derecho a conocer el contenido del mismo, siempre que de ello no se derive un grave perjuicio para el sujeto o para el/la Psicólogo/a, y aunque la solicitud de su realización haya sido hecha por otras personas.

 

¿En qué me puede ayudar el asesoramiento psicológico?

El asesoramiento psicológico te puede ayudar a desarrollarte y crecer como persona, aprendiendo técnicas para manejar el estrés, de solución de problemas, de afrontamiento de crisis personales, etc.

También te ayudará en el caso de que exista algún tipo de trastorno que esté interfiriendo de forma negativa en tu vida, como por ejemplo problemas de ansiedad, depresión, etc.

En general, podemos decir que el asesoramiento psicológico nos ayuda para afrontar las dificultades de forma positiva y eficaz, retomando de nuevo las riendas de nuestras vidas y reestableciendo nuestro bienestar psicológico.

¿En qué consiste una terapia online?

El proceso de la terapia online, exceptuando en la modalidad de correo electrónico, es el mismo que en la terapia presencial.

La primera fase de la terapia es la evaluación (normalmente dos o tres sesiones). Es muy importante definir y encuadrar bien el motivo de consulta, ya que del resultado de ésta dependerá el diseño de la intervención.

Durante la fase de intervención, se enseñarán las técnicas y estrategias más apropiadas para cada cliente, y será éste quién las ponga en práctica durante su vida diaria. En este sentido, entiendo la psicoterapia como un proceso activo, en la que las tareas para casa son muy importantes, ya que su realización proporciona una gran información acerca de los avances en la terapia.

Por último está la fase de seguimiento, que es cuando el cliente ya ha alcanzado sus objetivos, pero a modo de prevención de posibles recaídas se realizan unas sesiones (muy espaciadas en el tiempo), en las que comprobamos si los cambios conseguidos se mantienen.

¿En las sesiones de terapia on-line, la conexión fluida a través de Skype está asegurada?

En AlbaMar Psicología cumplimos los requisitos para tener una conexión fluida y de calidad. Algunos de estos requisitos son: ancho de banda que garantiza una alta calidad para las videoconferencias, equipo necesario (velocidad del procesador adecuada, auriculares con micrófono de alta calidad, webcam de alta definición, etc.) y estrategias de acción que optimizan la conexión (el ordenador que se utiliza solamente está destinado a las videoconferencias, se desconectan el resto de dispositivos USB…). El cliente también tiene que cumplir unos requisitos mínimos, pues el compromiso que asegure una buena conexión debe existir por ambas partes. Estos requisitos mínimos están detallados en la misma web de Skype. De todas formas, si en la primera sesión se detectara una conexión de mala calidad que hace que la terapia on-line no sea factible, se devuelve el dinero o se busca una solución alternativa.

¿Cuántas sesiones me harán falta?

El número de sesiones necesarias estará en función del motivo de tu consulta.

Si se trata de un problema puntual la intervención suele ser breve, concluyendo en pocas sesiones el proceso de asesoramiento.

Si el problema a tratar es más profundo, la duración del tratamiento dependerá del grado de afección y de las características de cada uno, aunque suele durar varios meses. En este caso, lo recomendable es realizar una sesión semanal y poco a poco ir ampliando la frecuencia entre sesiones en función de la evolución de la terapia.

Realmente, ¿necesito un psicólogo?

Es posible que pienses que “no estás tan mal”, que “puedes sólo”, o simplemente creas que es imposible estar mejor en tus circunstancias y hasta que éstas no cambien tú tampoco podrás hacerlo.

A veces, no se trata de estar tan mal, sino de no ir a peor. Tampoco creas que el psicólogo te va a hacer el trabajo, el proceso de cambio es tu responsabilidad, él sólo te acompañará en el camino. Y sí, es cierto que puede que tu situación no sea la más adecuada, pero el cómo la vivas y la afrontes de nuevo es cosa tuya, el psicólogo te enseñará nuevas formas de hacerle frente, que si bien no cambiarán las circunstancias sí pueden ayudarte a encontrar un equilibrio emocional.

Si tienes estas u otras dudas con respecto a la ayuda que te puede proporcionar un psicólogo, puedes hacer una consulta (a través del formulario), gratuita y anónima, exponiendo brevemente tu caso, y desde AlbaMar Psicología te orientaremos sobre la mejor opción para ti.