Trastorno del estado de ánimo

Los trastornos del estado de ánimo son un grupo de trastornos cuya principal característica es la alteración del humor, es decir, existe un desequilibrio en nuestras reacciones emocionales.

El estado de ánimo puede ser normal, elevado o deprimido. Cuando hay un hay trastorno del estado de ánimo, la persona pierde la sensación de control sobre su ánimo y experimenta malestar general. Frecuentemente se acompañan con alteraciones del funcionamiento cognitivo, del sueño, del apetito y del equilibrio interno.

Entre los trastorno del estado de ánimo podemos encontrar los siguientes:

  • Trastorno depresivo mayor. Este trastorno se caracteriza por conllevar importantes cambios en la manera de pensar, de sentir y de La persona afectada pierde la capacidad de sentir placer o interés por las cosas que antes sí le hacían sentir bien y por las actividades cotidianas de la vida. La persona deprimida deja de realizar actividades placenteras y/o obligatorias o, si éstas se hacen, requieren de un gran esfuerzo por su parte (por ejemplo, levantarse, lavarse, vestirse, ir al trabajo, estudiar, etc). Además de estos síntomas, suelen aparecer otros sentimientos como el de irritabilidad, ansiedad, cansancio excesivo y continuo, problemas de sueño, cambios en el apetito, dificultades de concentración y toma de decisiones, sentimientos de inutilidad, ideación suicida, baja autoestima y culpa y deseo sexual inhibido. La depresión provoca una forma de pensar negativa acerca de la propia persona, de los demás, del pasado y del futuro, así como del entorno que le rodea. 
  • Trastorno distímico. Se trata de un estado de ánimo crónicamente depresivo que está presente la mayor parte del día durante al menos dos años. Su intensidad es menor que en el episodio depresivo mayor y puede durar semanas, meses o años. Hay muchas personas con distimia que pueden tener la creencia de que “ellas son así”, y como consecuencia, no identifican la distimia como un trastorno, sino como un estado normal de su forma de ser. Las personas con distimia suelen estar irritadas, agresivas, a la defensiva, con facilidad para entrar en discusiones, y con una baja tolerancia a las frustraciones. La distimia es frecuentemente causante del malestar laboral, personal y familiar, de quién lo padece.
  • Trastorno bipolar. Se caracteriza por cambios de ánimo inusuales en la persona que lo sufre. En este trastorno se alternan episodios depresivos con la aparición de otros episodios caracterizados por una euforia excesiva, hiperactividad o irritabilidad. El periodo de exaltación se llama “episodio maníaco”. El trastorno bipolar no es lo mismo que los altibajos emocionales que experimentan todas las personas en algún momento de su vida. Los síntomas bipolares son más potentes. Pueden deteriorar las relaciones interpersonales y hacer que sea complicado un buen ajuste laboral y social. También pueden ser peligrosos, ya que algunas personas que sufren el trastorno afectivo bipolar intentan hacerse daño o suicidarse.
 

Desde AlbaMar Psicología te ofrecemos apoyo y asesoramiento psicológico para que puedas recuperar tu bienestar emocional y así alcanzar tus metas. Si deseas hacernos alguna consulta puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario de contacto o de nuestro teléfono 684 31 16 26.