DESARROLLO PERSONAL

El objetivo del servicio de Desarrollo Personal es el de dar respuesta a aquellas personas que sin sufrir un trastorno psicológico (depresión, fobia, etc) desean mejorar un área de su vida personal (p.e. hablar en público) y así poder superarse a sí mismos.

El Desarrollo personal se entiende como un proceso de aprendizaje y de potenciación de todas nuestras habilidades, estrategias y herramientas que nos permiten hacer frente a todos los problemas u obstáculos que podemos encontrarnos en el día a día.

Mejorar nuestra autoestima, nuestras competencias personales y nuestras habilidades emocionales nos permitirán obtener un bienestar personal que nos aportará el equilibrio necesario para nuestro día a día, y nuestras relaciones personales, laborales, familiares y sociales.

Algunos de los aspectos que pueden ser trabajados junto al psicólogo en este proceso son:

INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA

La Intervención Psicológica (psicoterapia) contribuye a un autoconocimiento y crecimiento personal, sin embargo, su finalidad es en última instancia la de prevenir, reducir o superar los problemas de la persona y mejorar los síntomas relacionados con éstos, favoreciendo una adecuada adaptación de la persona a su entorno.

La Psicoterapia consiste en la aplicación de los principios y técnicas psicológicas por parte del terapeuta con el fin de que la persona logre superar sus dificultades o problemas emocionales. A través de la interacción y vínculo que se establece entre el psicólogo y el paciente, se trabajan diferentes temas: conflictos, sufrimientos, crisis y preocupaciones personales con el objetivo de ayudar al cliente a comprender y tomar conciencia de su problemática, y mejorar su salud y bienestar psicológico.

Como en todo proceso, la terapia está formada por diferentes fases. En un primer lugar se evalúan las diferentes áreas que componen al individuo, se valoran las habilidades y los recursos de los que dispone y se analizan los problemas que le suceden. Posteriormente, se facilita al cliente el resultado de la evaluación y se plantean de manera común los objetivos terapéuticos que se quieren conseguir. A partir de ese momento empieza la intervención terapéutica, es decir, se enseña y entrena a la persona en las estrategias necesarias para resolver sus dificultades.

Algunos de los motivos más frecuentes de consulta, suelen estar relacionados con: